Inicio

        El 3 de Octubre de 2004, cuando el Siervo de Dios el papa Juan Pablo II  beatificó al  emperador Carlos I de Austria, soberano de los padres del Papa gracias al cual llevaba el nombre de Karol (Carlos en polaco), anunció como día de fiesta del nuevo Beato la de su matrimonio con la princesa Zita de Borbón-Parma, el 21 de octubre (1911).

      No es el uso más corriente ya que generalmente se celebra la memoria del nuevo Beato el día de su nacimiento al cielo (dies natalis). ¡Sólo los esposos italianos Beatos Luigi y María Beltrame-Quattocchi (el 25 de noviembre, pero justamente beatificados el 21 de octubre, en 2001!) así como los padres de Sta. Teresa del Niño - Jesús y de la Santa-Rostro, los beatos Luis y Celia Martin (12 de julio) son en ese caso un incentivo para trabajar en la apertura de la causa de beatificación de la sierva de Dios Zita, especialmente que  durante su matrimonio, Carlos había dicho a Zita: « Ahora, debemos ayudarnos mutuamente  para ir al cielo ».

        La Iglesia que quiere promover a la familia necesita poderles dar modelos de vida conyugal cristiana a los esposos de nuestra época. Además, de la promoción de los esposos cristianos, el papa procura promover  a los laicos comprometidos en busca del bien común, particularmente en política [1]. En Francia, tomamos nota de la introducción de proceso de beatificación para los Siervos de Dios Robert Schuman o Edmond Michelet. Esperamos y deseamos para Bélgica la del rey Balduino.


 

[1] cf. la referencia a St. Tomás Moro en n°1 de la nota doctrinal sobre el compromiso y el comportamiento de los católicos en la vida política del 24 de noviembre de 2002, firmada por el que era entonces el cardenal Ratzinger.



 

| Čeština | Deutsch | English | Español | Français | Hrvatski | Italiano | Magyar | Polski | Português | Slovenčina |